in

Unicaja y Liberbank rompen su fusión por el reparto de poder

Los dos bancos no logran ponerse de acuerdo en el porcentaje que tendrían en la futura integración

Las entidades rompen las conversaciones iniciadas el año pasado y no crearán el sexto banco español

El reparto de poder ha dado al traste con la fusión de andaluza Unicaja y la asturiana Liberbank. Las dos entidades han anunciado este martes que rompen las negociaciones para integrarse que comenzaron en la segunda mitad del año pasado y se hicieron oficiales hace cinco meses, de las que debía surgir el sexto banco español por activos (unos 96.000 millones de euros). La entidad malagueña quería tener un 60% de la sociedad integrada, pero la de origen cantábrico pretendía obtener al menos el 42%.

La duda ahora es si las dos entidades cotizadas podrán seguir en solitario o explorarán otras uniones. En el mercado hay dudas sobre todo respecto a Liberbank, aunque en el banco se asegura que tiene capacidad de seguir solo. Puede que la gallega Abanca, que el pasado febrero amagó con presentar una oferta por la entidad que desbaratase sus negociaciones con Unicaja, se lo vuelva a plantear ahora.

Dentro de sus conversaciones, las dos entidades habían pactado ya aspectos relevantes, como que la sede estuviera en Málaga o que la futura entidad estuviera presidida por Manuel Azuaga, presidente de Unicaja, y Manuel Menéndez fuera su consejero delegado, el mismo cargo que ocupa en Liberbank. Pero, según han explicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, «no han alcanzado un acuerdo sobre la eventual ecuación de canje de las acciones de ambas entidades», por lo que sus consejos han decidido «por unanimidad dar por finalizadas dichas conversaciones».

Proceso en marcha

Los dos bancos, provenientes de la fusión de cajas de ahorro, ya habían mantenido contactos en el pasado, pero recientemente acudieron al Banco Central Europeo (BCE) a plantearle si le parecía razonable que explorasen su fusión, a lo que el supervisor les dio el visto bueno. Los dos grupos entendían que la operación tenía ahora sentido porque ya han completado el proceso de integración de todas las entidades que les dieron lugar y porque les permitiría afrontar mejor los retos que encara el sector, como los nuevos requisitos de capital y la inversión en transformación tecnológica.

«En todo caso, Liberbank está plenamente comprometida con el cumplimiento de sus objetivos comunicados al mercado, en línea con lo que ha venido realizando hasta la fecha», ha asegurado el banco a la CNMV. «Unicaja Banco, desde su positiva trayectoria y solidez financiera, seguirá trabajando para el cumplimiento de sus objetivos estratégicos, establecidos en su Plan de Negocio, y maximizar el valor para sus accionistas», ha apuntado la entidad malagueña.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

México afirma estar listo para imponer nuevos aranceles a productos de EE.UU

Trump desata las incertidumbres petroleras