in

Sánchez pide a Torra que quite los símbolos y no “patrimonialice” la Generalitat en campaña electoral

Casado exige al presidente del Gobierno que intervenga ya

La política española se ha trasladado este jueves a Bruselas, adonde han viajado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el líder de la oposición, Pablo Casado, el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, o el cabeza de lista de Ciudadanos para las elecciones europeas, Luis Garicano. A pocos kilómetros, en Waterloo, sigue Carles Puigdemont, que dirige los hilos de la política catalana en coordinación con Quim Torra. Y precisamente de Torra y su pancarta en el balcón del Palau de la Generalitat han polemizado Sánchez y Casado, que no han llegado a encontrarse pero sí han chocado en sus declaraciones. Ambos le han pedido a Torra que retire la pancarta, pero de manera muy diferente.

Mientras Sánchez ha exigido al president que no “patrimonialice” la Generalitat y cumpla la orden de la Junta Electoral Central de retirar todos los símbolos partidistas, Casado se lanzó contra Torra pero también contra el presidente. “Torra sigue jugando a los cubiletes de los trileros. Ahora esconde el lazo amarillo, presenta un lazo blanco, pone una estrella amarilla”, lanzó. Pero Sánchez, dijo “se está dejando engañar porque “necesita los votos” del independentismo.

Casado pide al Gobierno que se adelante y actúe ya, pero el presidente apuntó con claridad que el Ejecutivo esperará a las instrucciones de la Junta Electoral Central. El líder del PP pidió al presidente que use la Ley de Seguridad Nacional o la de seguridad ciudadana “para que los Mossos d’Esquadra y las Guardias Urbanas cumplan con los requerimientos que las autoridades independentistas no están haciendo”. Pero Sánchez no tiene intención de tomar esa iniciativa y espera que sea la junta la que marque el ritmo de las decisiones.

“Las instituciones públicas son instituciones de todos y de todas. Ya sea en Cataluña de nacionalistas como de no nacionalistas. Y por tanto sus dirigentes y sus líderes lo que tienen que hacer es respetar esa neutralidad y esa concepción de la institución plural, no patrimonializarla”, sentenció Sánchez antes de participar en la que en principio será la última cumbre europea antes de las elecciones del 28 de abril. “Lo que puedo garantizar es que el Gobierno de España estará a lo que diga la Junta Electoral Central, con serenidad pero también con mucha determinación”, remató.

Sánchez se concentra ahora en la política europea, con especial interés en el Brexit, gran protagonista de esta cumbre, pero también otros asuntos relevantes en un país en plena campaña como España como la desinformación, la extensión de las llamadas fake news que pueden alterar resultados electorales. Durante dos días de largas reuniones, el presidente se dedicará con sus homólogos y Theresa May a buscar una solución al caos del Brexit. A su llegada señaló que es ella la que debe aclarar primero su posición, explicar para qué quiere la prórroga, si tiene apoyo de su Parlamento y también si quiere o no que su país participe en las elecciones europeas. Sánchez deja pues la precampaña en España por unas horas, pero seguirá muy pendiente de la evolución de la polémica de los lazos porque sabe que en algún momento le tocará intervenir al Gobierno.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Un cabo declara que la Generalitat buscaba 22.800 millones para financiar la futura república

Guardias civiles aseguran que sintieron “odio” y “violencia” el 1-O