in

Sánchez hace un llamamiento a la “España moderada y de sentido común”

El presidente recalca que el Gobierno «trabaja por la unidad de España» y considera que los convocantes de la manifestación de Colón actúan con «deslealtad»

«El Gobierno de España trabaja por la unidad de España, que significa unir a los españoles y no enfrentarlos. No lo que hacen las tres derechas en Colón, que buscan dividir». Pedro Sánchez ha responsabilizado a PP, Ciudadanos y Vox de contribuir a la polarización social aprovechando la crisis territorial en Cataluña. «Nos llaman traidores, se lo han dicho a todos los presidentes y secretarios generales socialistas en 40 años de democracia. Los socialistas siempre hemos estado con el diálogo y la Constitución, ¿dónde están las derechas? Cuando están en el Gobierno exigen lealtad y cuando están en la oposición lideran la crispación. A eso lo llaman patriotismo. Pues no. Eso es deslealtad», ha sentenciado en un acto este domingo en Santander.

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE ha hecho un llamamiento a la «España moderada y de sentido común» frente a la protesta convocada en la plaza de Colón de Madrid por la unidad de España y la celebración de elecciones generales. “Como presidente, faltaría más, respeto la concentración de Colón. Pero hacen una concentración en contra de mi persona cuando, en la declaración unilateral de independencia y se tuvo que aplicar el 155 en Cataluña, permanecí siempre como líder de la oposición al lado del Gobierno del PP. Lo que estoy haciendo ahora como presidente, siempre respetando la Constitución, es solucionar una crisis de Estado que el PP contribuyó a agravar”, ha aseverado. Fuentes del PSOE señalaron después que la manifestación «ha sido un fracaso de convocatoria».

Sánchez se ha referido de manera específica a los independentistas catalanes, que reclaman un referéndum de autodeterminación. Una condición que el Ejecutivo rechaza de plano y que terminó por romper esta semana las negociaciones con los partidos secesionistas, en parte por el revuelo interno en el PSOE tras aceptar Sánchez incluir la figura de un relator en la mesa de partidos catalanes. «Que miren lo que está ocurriendo en Reino Unido con el Brexit. Celebran un referéndum y luego no hay liderazgos para la situación actual… La democracia no es un cara o cruz, afortunadamente hay más alternativas. La nuestra es la convivencia para Cataluña y para España. Y la convivencia se construye con cohesión social y territorial», ha observado. «Entre el viaje a ninguna parte del independentismo y la vuelta al pasado de tres derechas que defienden la recentralización, el PSOE representa la España autonómica», ha incidido el presidente del Gobierno.

El líder socialista ha eludido referirse a Albert Rivera de forma expresa y ha concentrado su atención en Pablo Casado, al que ha acusado de «querer retroceder 30 años» en los derechos de las mujeres, los trabajadores y la España autonómica. «Insulta porque no tiene razones ni argumentos», ha recalcado. Sánchez ha destacado la polémicas declaraciones de Casado esta semana, en las que vinculaba la baja natalidad con el aborto, una afirmación que generó malestar en los sectores más moderados del PP. “Ese líder de la oposición que dice que si queréis pensiones dignas que no aborten las mujeres… Las pensiones no se suben recortando los derechos de nadie y mucho menos los de las mujeres”. “Banalizan con la violencia de género, plantean el recorte del derecho de aborto… Eso sí, defienden los vientres de alquiler. ¿Qué futuro plantean para nuestro país cuando plantean retroceder 30 años en los derechos de la mitad de la población?”, ha arremetido a su vez Sánchez contra Ciudadanos, que defiende la gestación subrogada.

Cierre de filas

Tras una semana en la que el líder socialista ha tenido que afrontar críticas de barones territoriales y dirigentes históricos del partido, el secretario general del PSOE de Cantabria, Pablo Zuloaga, ha aprovechado su intervención para llamar al cierre de filas: “Pido lealtad sin fisuras al partido y al secretario general. Y responsabilidad, porque el debate fuera beneficia a las derechas”, ha manifestado Zuloaga. “La derecha se quita la máscara, nos ataca desde todas sus marcas y nos trae la política de alcantarilla. Buscan la crispación y no queremos una España enfrentada”.

“Hoy no es un día más, hay muchas miradas en Madrid. Los que gritan y fomentan la crispación y dividen a los españoles salen acompañados de la extrema derecha, de Vox, de Falange, de los que alientan el odio”, ha incidido Pedro Casares, candidato a la alcaldía de Santander y miembro de la ejecutiva federal. “Los que nos llamaban asesinos mientras enterrábamos a nuestros compañeros y lográbamos el fin de ETA… Ahora nos llaman también traidores a los que intentamos buscar soluciones para seguir viviendo juntos. Son ellos los traidores, ¡basta ya de confrontar a españoles contra españoles!”, ha apostillado Casares.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

La fotografía junto a Vox divide a Ciudadanos

Inglaterra se exhibe ante Francia