in

Multa de 25,3 millones a Naturgy y Endesa por encarecer los precios de la luz

El regulador acusa a ambas de alterar el mercado con precios de generación elevados en el invierno 2016-2017

Turbulencias en el mercado eléctrico. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha sancionado a Naturgy -antigua Gas Natural- y Endesa con 25,3 millones de euros por alterar el mercado de la electricidad entre octubre de 2016 y enero de 2017, con precios muy elevados en sus ofertas de venta de energía de una decena de centrales de ciclo combinado (gas natural).

El organismo dirigido por José María Marín Quemada acusa a Naturgy Generación y Endesa Generación de ofertar precios por encima de sus costes marginales para no casar en el mercado mayorista de la electricidad, lo que obligó al operador del sistema (Red Eléctrica) a su programación posterior en el proceso de restricciones técnicas, produciéndose una alteración del despacho de generación y con ello la subida de los precios. Es decir, ambas empresas habrían ofertado un precio anómalo para obtener un mayor beneficio.

En concreto, el mayor importe corresponde a Naturgy Generación, sancionada con 19,5 millones de euros, por alteraciones en las centrales de Besós 4 y Puerto de Barcelona 1 y 2, que se encuentran en la zona de Catalunya, Sagunto 1, 2 y 3 en la zona de Levante Norte, Málaga 1 en la zona Andalucía Oriental y San Roque 1 en la zona de Campo de Gibraltar.

En el caso de Endesa Generación la sanción es de 5,8 millones de euros, por las centrales de Besós 3 y Besós 5. Según apunta la CNMC, la zona de Catalunya «presenta habitualmente problemas de seguridad zonal y, por esta razón, entre octubre de 2016 y enero de 2017 se convocó todos los días el proceso de restricciones técnicas».

Ambas empresas tienen dos meses para presentar un recurso ante la Audiencia Nacional. Naturgy ha confirmado a este medio que recurrirá la sanción al alegar que la empresa ha cumplido en todo momento con la Ley del Sector Eléctrico. La antigua Gas Natural considera la sanción «discriminatoria» porque solo afecta a determinadas centrales que califica como «las más baratas» y sostiene que «de confirmarse la doctrina de la CNMC (ofertar por debajo del coste real de funcionamiento) habría que cerrar todos los ciclos porque no serán capaces de cubrir sus costes de funcionamiento».

La ola de frío

Muchos recordarán el periodo porque durante esos meses el precio de la electricidad alcanzó grandes picos que llevaron hasta que el entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se encomendase a la lluvia para hacer bajar los precios durante una entrevista radiofónica. El motivo para que durante esa época la luz sufriese importantes repuntes fue debido a una sucesión de fenómenos, entre ellos una complicada ola de frío, la ausencia de agua y viento para generar con renovables y la indisponibilidad de las centrales nucleares de Francia, así como el alza en el precio de los combustibles. 

En este contexto, tanto Naturgy como Endesa, habrían ofertado la energía de una decena centrales de ciclo combinado -tecnología poco utilizada- a un precio más alto del habitual. Una oferta que si bien no entraría en el mercado diario por su elevado precio, sí lo haría a posteriori debido a la situación de excepcionalidad del momento.

La investigación de la CNMC incoada en noviembre de 2017 apuntaba hacia este escenario. Entonces, el regulador aseguraba tener indicios de que ambas empresas habían impedido la programación de sus centrales durante varios días –a pesar de que el contexto generalizado de precios elevados debería haber conducido justo a la situación contraria- con el conocimiento de la alta probabilidad de que estas acabarían siendo programadas por restricciones técnicas (por motivos de seguridad en el suministro) y hoy el oganismo lo confirma mediante esta sanción. 

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Cellnex trasladará sus oficinas de Barcelona la Torre Llevant de Iberdrola

Marchena tenía un límite