in

Íñigo López admite un pacto con el rival para «bajar la intensidad» en el Huesca-Nàstic

  • El futbolista del Dépor, entonces en el equipo oscense, se explica en El Mundo tras su detención en la Operación Oikos
  • En paralelo, el Girona pide medidas por los supuestos amaños que evitarían su decenso a Segunda

Íñigo López, a la salida del juzgado el pasado 30 de mayo

EFE

Uno de los futbolistas investigados en la Operación Oikos contra los amaños de partidos, el jugador del Deportivo de la Coruña Íñigo López, ha admitido que en uno de los encuentros sospechosos, cuando militaba en el Huesca la temporada pasada, habían llegado a un pacto con el rival para “bajar la intensidad”.

En una entrevista que publica este miércoles el diario El Mundo, el veterano defensa niega cualquier relación con las apuestas, objeto principal de esta causa que instruye un juzgado de Huesca, precisamente a raíz del supuesto amaño del partido disputado allí en la última jornada del campeonato 2017/2018 de Segunda División.

Entonces el Huesca ya había logrado matemáticamente el ascenso a Primera, mientras que su rival, el Nàstic, se jugaba evitar el descenso. El periódico que ha tenido acceso al sumario —oficialmente bajo secreto—, ha desvelado que el médico del Huesca, Juan Carlos Galindo, reconoció en su declaración ante el juez que existía un “pacto de caballeros” en torno a ese partido.

Ahora, López lo explica en una conversación con el citado medio, que le preguntan por ese pacto. “El que siempre ha existido en el fútbol. En los últimos partidos se suele mirar el calendario y se habla, porque se conoce a la gente. No es que nos reunamos o se quede en un sitio. Simplemente se dice: ‘Oye, no nos fastidiemos, para el que necesite los puntos’. La cosa queda así y no se vuelve a hablar. Cualquiera que haya jugado al fútbol y haya estado en este mundo sabe que esto ha existido desde mucho antes que nosotros”.

Los periodistas de El Mundo le preguntan cómo se estableció el pacto. Y precisa: “En el partido de la primera vuelta, en Tarragona. Yo no estuve convocado, como tampoco en el segundo, pero se sabía en el vestuario. Me constaba que hubo un contacto y se recalcó no hacer tonterías. Punto”. Y en el campo, ¿cómo se ejecuta algo así?. “Bajamos la intensidad, simple y llanamente”, concluye.

En el mismo caso se investiga al menos otro partido del fútbol profesional, en este caso de la última temporada y en Primera, el Valladolid-Valencia, que se disputó en unas circunstancias similares a aquel Huesca-Nàstic de hace un año: un equipo que no se jugaba nada (los pucelanos se habían asegurado la permanencia) y otro que sí (la clasificación para la Champions, que finalmente consiguió tras la victoria).

Como es un hecho reciente, puede dar pie a otro tipo de medidas, como las que cautelarmente ha pedido el Girona, equipo descendido a Segunda.

El club reclama que hasta que "finalice el proceso judicial y se diluciden las responsabilidades" del supuesto amaño de ese partido, no pierda su plaza en Primera, alegando que si el Valladolid es sancionado con la pérdida de seis puntos, como estipulan las normas en caso de irregularidades de este tipo, los gerundenses le superarían en la clasificación y evitarían el descenso, informan fuentes del club catalán.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Rivera rechaza el acuerdo del PP con Vox para que la extrema derecha entre en la Administración madrileña

Inditex elevó los beneficios netos el 10% en el primer trimestre hasta 734 millones