in

El despliegue del 5G avanza el doble de rápido en España que en la UE

Según la Comisión Europea, es el sexto país más preparado, con el 30% de las bandas anchas asignadas frente al 14% de la media europea

El índice de precios de la banda ancha o las competencias digitales de los españoles, entre las asignaturas pendientes

En menos de cuatro días Vodafone lanzará el primer servicio comercial de conexión ultrarrápida 5G en quince ciudades, incluidas MadridBarcelona Bilbao. Una tecnología que está llamada a revolucionar el mercado y convertirse en una pieza fundamental de la economía y la sociedad europea, y un ámbito en el que España avanza a velocidad de crucero. Según el Índice de la Economía y Sociedad Digital (DESI en inglés) 2019 publicado este martes por la Comisión Europea, España es el sexto país de la UE más preparado con el 30% de las bandas ya asignadas frente al 14% de la media europea.

“España es uno de los países con mejores resultados en el despliegue de banca ancha ultrarrápida así como en la implantación de conexiones de banda rápida”, destaca la Comisión Europea en el informe que elabora desde hace cinco años y que examina los progresos realizados por los Estados miembros en materia digital. Según este documento, España se sitúa en el índice global en el puesto undécimo por detrás de Malta, Bélgica, Estonia, Irlanda, Luxemburgo, Reino Unido, Dinamarca, Holanda, Suecia y Finlandia

En este avance, según Bruselas, han jugado un papel importante las inversiones realizadas por las empresas de telecomunicaciones, el marco regulatorio español y el plan nacional 5G para 2018-2020 del Ministerio de Economía y Empresa que ha garantizado el uso de ciertas bandas de frecuencia para proyectos piloto. El informe recalca además que España subastó en julio del año pasado la banda 3,4-3,8 GHz –uno de los seis países que ya lo han hecho- y se espera que esté disponible para uso 5G antes de 2020. 

Además, en abril de 2018 actualizó el cuadro nacional de atribución de frecuencias para introducir las disposiciones necesarias sobre la banda de 26 gigahercios –que solo se ha asignado en Italia- y se prepara el terreno para el despliegue de la nueva tecnología, que permitirá mejorar la conectividad, acelerar la velocidad de descarga o mejorar los servicios de emergencia, con otros proyectos piloto y la subasta de 700 MHz prevista en España para comienzos de 2020 con el objetivo de completar el proceso de liberación de la banda para el 30 de junio del próximo año. 

Amplia cobertura de banda ancha

La preparación al 5G no es la única asignatura en la que España saca buena nota en materia de conectividad. También destaca la amplia cobertura de la banda ancha en términos de rapidez. El 87% de los hogares tiene acceso a redes ultrarrápidas (60% en la UE), aunque hay diferencias importantes entre las zonas urbanas y las zonas rurales, así como en el grado de implantación aunque ocupa uno de los últimos puestos (22 de 28) en cuanto al índice de precios de la banda ancha fija debido a que el mercado está dominado por paquetes convergentes, que incluyen servicios móviles y televisión de pago. Aún así, en el último año el precio de la banda ancha en móviles ha caído y está por debajo de la media de la UE.

Otro de los puntos fuertes de España se refiere a los servicios públicos digitales, un terreno en el que ocupa el cuarto puesto de la UE y la dimensión en la que saca mejor nota. “Existe un elevado nivel de interacción en línea entre las autoridades públicas y los ciudadanos” y “el 76% de los usuarios de internet españoles participa activamente en los servicios de administración electrónica”, señala el informe que identifica, en cambio, algunos problemas en la integración de la tecnología digital por parte de las empresas. 

En este ámbito España ocupa el décimo puesto, uno por debajo del que ocupaba el año pasado aunque el 18% de las pymes venden en línea (17% en la UE), el 28% utiliza las redes sociales 24% en la UE), el 16% los servicios en la nube y el 11% accede a servicios de macrodatos. Peor es la clasificación en cuanto al uso general de servicios de internet –España se mantiene en la media de la UE- y capital humano en la que ocupa el puesto 17. El 55% de la población de entre 16 y 74 años solo tienen capacidades digitales básicas, el porcentaje de especialistas en nuevas tecnologías es del 2,9% y alrededor de una quinta parte de los ciudadanos todavía no están conectados.

Medidas selectivas

El análisis sitúa a Finlandia, Suecia, Holanda y Dinamarca como las economías digitales más avanzadas mientras que Bulgaria, Rumanía, Grecia y Polonia se sitúan a la cola. Según el estudio aunque la conectividad ha mejorado, sigue siendo insuficiente para hacer frente al rápido aumento de las necesidades, más de un tercio de la mano de obra activa carece de competencias digitales y las empresas, aunque se están digitalizando, el comercio electrónico avanza demasiado lentamente. El informe también urge a los gobiernos europeos a pisar el acelerador de la transformación digital, para que la Unión Europea siga siendo un actor competitivo a nivel global, y pone el acento en la importancia de invertir de forma selectiva como han hecho España (despliegue de la banda ancha ultrarrápida), Chipre (conectividad de banda ancha), Irlanda (digitalización de empresas) y Letonia y Lituania (servicios públicos digitales).

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Comienza la ofensiva contra los resultados en la Cambra de Barcelona

Hacienda incluirá el 0,25% adicional a funcionarios en la nómina de julio