in

Casado no da tregua a Sánchez

Pablo Casado no ha escatimado en reproches hacia Pedro Sánchez por su pasividad ante el golpe de Estado perpetrado en Cataluña y le ha exigido acertadamente la aplicación inmediata del artículo 155 de la Carta Magna. El presidente ha llegado al Hemiciclo dispuesto a frenar las duras críticas de la oposición lanzando un discurso revestido de una inclemencia impostada para con el desafío independentista. Sin embargo, sin el anuncio de actuaciones concretas, toda oratoria salida de boca del socialista suena a quimera.

El jefe del Ejecutivo, tal y como ha señalado Casado, “juró defender” el marco constitucional sobre el que se sostiene la paz social entre todos los españoles, pero está claro que “no está siendo capaz de hacerlo”. ¿Cuántas veces tiene que burlar la Constitución el presidente de la Generalitat para que Sánchez actúe con todo el peso de la ley? El presidente ha argumentado que su Ejecutivo será firme y contundente si Quim Torra incumple la ley. De nuevo, amedrentado por su deuda con sus socios del PDeCat y ERC, pone en evidencia que la intención del PSOE es no hacer “nada” en Cataluña, aunque “su tiempo ya ha terminado” –como le ha recordado el presidente del PP­–.

Sánchez, además, se ha defendido de los embistes de la oposición de la manera menos inteligente posible. Ha dicho que su Gobierno está desarrollando un proyecto de “regeneración moral” que “vino de la mano de una moción de censura que sacó del barro de la corrupción la noble tarea de lo político”. Debe haber olvidado el noble presidente –acusado de plagiar su tesis doctoral– que la legitimidad de su Gobierno no está refrendada por las urnas y que nueve de sus ministros están envueltos en casos de corrupción y escándalos éticos.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

40 años de Constitución: guardias civiles demócratas siguen expulsados por defenderla

En manos de los CDR