in

Botín reclama una política fiscal «ortodoxa» al Gobierno

La presidenta del Santander niega que el fracasado fichaje de Orcel como número dos haya perjudicado al banco

El grupo ganó 7.810 millones el año pasado, un 18% más gracias a los menores saneamientos y extraordinarios negativos

El Santander sostuvo el pasado octubre que los planes presupuestarios del Gobierno iban por la «buena senda», pero ahora que el proyecto de cuentas públicas para este año ya está presentado parece no tenerlo tan claro. Su presidenta, Ana Botín, ha reclamado este miércoles una «política fiscal ortodoxa» para evitar que suba la prima de riesgo y con ello se encarezca la financiación de los bancos, empresas y familias. Un mensaje significativo, ya que tanto el Banco de España como la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) estiman que los presupuestos no van a lograr reducir el déficit al 1,3% objetivo, sino que estará por encima del 2%.

La banquera ha criticado particularmente el plan del Gobierno de grabar un 5% los dividendos de las filiales extranjeras que las empresas españolas repatrían (unos 4.000 millones de euros, en su caso).  

ya que ello supondría tributar por lo mismo dos veces: «Hay que pagar allí donde se generan los beneficios».

Durante la presentación de los resultados del Santander del 2018, Botín ha sido interrogada sobre la posibilidad de la convocatoria anticipada de elecciones generales, que muchos empresarios defienden. «Lo importante es tener un contexto lo más claro posible hacia el futuro», ha contestado, sin aclarar del todo si apoyaba o no unos nuevos comicios.

Botín también ha defendido la decisión de su banco de no contratar al italiano Andrea Orcel como consejero delegado, como había anunciado el pasado septiembre, y ha confirmado que no se le buscará sustituto y que José Antonio Álvarez seguirá ocupando ese puesto de forma indefinida. 

España y Brasil

El Santander cerró el año pasado con un beneficio neto de 7.810 millones de euros, lo que supone un aumento del 18%. La entidad atribuye el resultado a la buena marcha del negocio en España (donde el beneficio ordinario aumenta un 21%) y en Brasil (mejora del 22%). 

A juicio del banco presidido por Ana Botín los resultados «recogen el impacto favorable» de la compra de Banco Popular en el 2017, entre otras variables.

Botín destaca en un comunicado que la entidad continúa «como uno de los bancos más rentables y eficientes del mundo entre nuestros competidores».  El banco presentará el nuevo plan estratégico en abril, tras culminar el acrtual.

Solo en el cuarto trimestre del año pasado, el beneficio atribuido del Santander ascendió a 2.068 millones de euros, con un alza del 3,9.

El margen bruto de la entidad se situó en 48.424 millones en el ejercicio 2018, sin variación respecto a 2017 (sin efecto del tipo de cambio sería un alza del 9%). El margen neto alcanzó 25.645 millones, un 1% más (11% de incremento a euros constantes). 

El margen de intereses subió el 9%, un aumento por los mayores volúmenes de créditos y depósitos, principalmente en los países emergentes. Los ingresos por comisiones subieron un 9%.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

El Govern no descarta pedir autorización judicial para controlar ATLL

Naturgy cerró el 2018 con pérdidas de 2.822 milllones por la depreciación de activos